Vida Sostenible / Ahorra Energía / Algunos Consejos

Trucos para conseguir una cocina más sostenible

En este este artículo te damos las claves para conseguir una cocina eficiente y sostenible. Como comprobarás, no es tan complicado conseguirlo.

Share this post

¿Sabías que la cocina es el espacio de la casa que más consumo energético tiene? En este artículo, te damos las claves para conseguir una cocina eficiente y sostenible.

La cocina es uno de los espacios de la vivienda que más consumo energético tiene por lo que conseguir una cocina eficiente es uno de los retos más importantes si queremos ahorrar energía en tu casa.Haz click para twittear

El electrodoméstico que más consume es el frigorífico ya que está en funcionamiento las 24 horas del día (no olvides leer nuestros consejos sobre el uso del frigorífico), pero hay también otros electrodomésticos en la cocina que suponen un consumo bastante significativo y que renovando algunos hábitos podemos reducir considerablemente.

No es que vayamos a conseguir bajar mucho la factura de la luz, ya que el porcentaje variable es cada vez más pequeño pero, al conseguir una cocina eficiente, estaremos reduciendo nuestra huella ecológica y conseguiremos alcanzar un uso más ecológico y sostenible de nuestra cocina.

¿Crees que va a ser complicado?…

Debes seguir leyendo, la mayor parte de los consejos que te proponemos son bastante simples, en casi todo ellos solo se trata de incorporar nuevos hábitos o modificar algunos ya adquiridos, otros seguro que ya los estas practicando.

  1. Antes de comprar un nuevo aparato eléctrico, dale una vuelta a si realmente lo necesitas y si le vas a dar un uso que compense no solo lo que te pueda costar sino también el coste que supone para el planeta.
  2. Lava la vajilla con agua fría siempre que puedas.
  3. Cuando cocines, es importante utilizar un fogón adecuado al tamaño de la cazuela o sartén que vaya a utilizar. Un fuego más grande del necesario es un desperdicio de energía considerable.
  4. Así mismo, si cocinas con vitrocerámica, aprovecha el calor residual que queda en el fogón una vez apagado. Si apagas el fogón cinco minutos antes de terminar de cocinar los alimentos estarás aprovechando ese calor residual.
  5. Es importante también que, en la medida de lo posible, tapes la cazuela al cocinar ya que estarás reduciendo las pérdidas de calor. Si cocinas con tapa estás reduciendo el consumo energético un 25%.
  6. Vigila tus cazuelas y sartenes. Deben tener un fondo plano para estar en contacto con toda la superficie de calor. Esto es más importante todavía si cocinas con vitrocerámica o inducción.
  7. La olla a presión u olla rápida te permite ahorrar tiempo y energía. Es especialmente útil para aquellos alimentos que necesitan largos periodos de cocción.
  8. El horno es uno de los electrodomésticos, por detrás del frigorífico, que suponen un mayor porcentaje de consumo. Si usas el microondas en lugar del horno tradicional estarás ahorran entre un 60 y un 70% de la energía. Por lo que, si vas a hacer uso del horno aprovéchalo para cocinar varias cosas, si no es a la vez, una detrás de otra. Y no te olvides de apagarlo cinco minutos antes de que acabe su cocción, aprovecharás así el calor residual generado.
  9. Intenta también evitar abrir el horno durante la cocción. En estos gestos se pierde aproximadamente un 20% del calor, calor que el aparato tendrá que recuperar.
  10. Por supuesto, no te olvides desenchufar los aparatos eléctricos cuando no los estés usando, especialmente si tienen alguna luz encendida, algún reloj ya que el consumo será mayor.

Según el  Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), para hacer un uso más eficiente de la tecnología se recomienda cocinar primero con el microondas, después con la olla a presión y por último con el horno.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Posts relacionados